en Marc Bosch

Pongámonos en situación. Un día cualquiera por la noche te sientas tan cómodamente en el sofá para ver el programa o serie que sigues semana tras semana, pero lo que emiten no tiene nada que ver con lo que estabas esperando. La cadena en cuestión ha decidido cambiarlo de día. ¿Por qué?

Hay varias razones por las que las cadenas de televisión cambian su parrilla: desde perjudicar a la competencia hasta evitar que un mal producto afecte al ‘share’ al final del mes. Aquí, algunas claves de estos repentinos cambios de programación:

1. Protegerse a sí mismo y dañar a la competencia

Con un solo caso podemos ejemplificar estas dos razones por la que se producen cambios en la parrilla. Se trata de la serie ‘The Good Doctor’. Telecinco la estrenó en abierto el pasado 16 de julio avalada por la crítica y con gran éxito de público en Estados Unidos.

Esta popularidad saltó el charco y se marcó un triunfo el día de su estreno en nuestro país. A partir de aquí, la serie ha cosechado grandes datos de audiencia, que la cadena con sede en Fuencarral no ha querido desaprovechar y la ha ido protegiendo para intentar no perder puntos de share.

Por eso, el día que se estrenaba ‘OT 2018’, Telecinco optó por emitir cine en lugar del capítulo de la serie para ver cómo llegaba el talent show de TVE, que terminó fuerte la edición anterior.

Aunque la nueva generación de triunfitos triunfó, Mediaset fue a por todas a la semana siguiente y decidió emitir dos capítulos de estreno de su exitosa serie. La jugada no le salió nada mal: los dos episodios lideraron y el segundo, justo en franja de coincidencia con ‘OT 2018’, marcó casi 6 puntos más de share que la gala del programa musical.

2. Enviar un programa a altas horas de la madrugada

Pero no todos los cambios se producen a causa del triunfo de un programa, hay otros casos en los que sucede todo lo contrario. Recientemente se han producido dos en La 1.

La cadena pública emitió este verano la segunda temporada de ‘Pura magia’, el talent que buscaba al mejor mago del país. Semanas después del estreno, TVE mandaba el formato al late night por su baja audiencia. Lo mismo le pasó a la serie ‘Sabuesos’, que emitió los dos últimos capítulos en la última franja del día, al no tener el suficiente respaldo del público.

La razón de esta estrategia es obvia: que estos datos de audiencia no acaben afectando negativamente ni a la media de share diaria ni a la media mensual.

3. No emitir un programa ya anunciado

El pasado febrero las dos grandes cadenas privadas, Telecinco y Antena 3, entraron en una guerra de estrenos que volvió loca a la audiencia: la cadena de Mediaset anunció la fecha de estreno de la serie ‘La verdad’, una de sus apuestas de ficción de la temporada,. que preveía buenos datos de audiencia. Para contrarrestar este efecto, Antena 3 dijo que iba a estrenar la película ‘Palmeras en la nieve’. Finalmente, ninguna de las dos se emitió.

La ley obliga a informar de la programación tres días antes, pero las dos cadenas aprovecharon un vacío legal que no obliga a informar de la duración de los programas. Así, en la parrilla anunciaron sendos especiales, creando confusión en si finalmente las emitirían o no.

Recent Posts

Empieza a escribir y dale a Enter para buscar