en Aitana Montaner

Piensa cuál es la noticia del día. Piensa quién te la ha explicado. En qué medio la has visto, escuchado, leído o comentado. Cómo te la han contado. Dónde ponía el foco la alerta informativa. Qué dosis de humor le han puesto en ese grupo de Whatsapp. En Facebook. Qué dosis de rigor. Cuánta profundidad. Cuánto contexto. Qué credibilidad le das. Cuánto te importa. Qué cambia en tu vida o en la sociedad.

Tener al alcance la información sobre la realidad del momento o actualidad es una necesidad incuestionable de una sociedad democrática. Se trata de garantizar el acceso a una información rigurosa, plural, elaborada con criterios periodísticos y por profesionales. Más allá de los mecanismos que permiten que haya tres o siete cabeceras en papel, veinte digitales, diez canales de televisión y quince radios que operen como medios de comunicación, garantizar el acceso a la información también implica que, como periodistas, o como medios, velemos por que los contenidos que elaboramos sean suficientemente atractivos como para que cumplan lleguen a la ciudadanía y cumplan su función.

Por eso, y teniendo en cuenta la preeminencia del vídeo como formato para el consumo de contenidos, desde Lavinia Magenta organizamos la sesión “Nuevas narrativas en contenidos de actualidad” en el marco del Mercat Audiovisual de Catalunya (MAC 2018), en la que contamos con Georgina Ferri, subdirectora del Diari Ara, y Medir Plandolit, editor digital de informativos de TV3 y Catalunya Ràdio.

Un contexto complejo, una gran oportunidad

La complejidad del contexto comunicativo actual es una gran oportunidad para buscar nuevas maneras de explicar la actualidad. “Nos encontramos ante el final de los medios de comunicación de masas, los medios hemos de ser plataformas multimedia que ofrecen historias”, pronostica Georgina Ferri. Y surge el debate sobre las consecuencias de ceder los contenidos propios a plataformas de terceros, como las redes sociales. “Hemos de aprovechar herramientas como Facebook y Twitter. No son el demonio, podemos utilizarlas de manera estratégica para captar públicos que ya no ven la TV ni escuchan la radio”, apunta Medir Plandolit.

Nos encontramos ante el final de los medios de comunicación de masas, los medios hemos de ser plataformas multimedia que ofrecen historias

La multiplicidad de instrumentos que están a disposición de la comunicación, entendida en un sentido amplio, abre la puerta a aplicar la creatividad a todos los niveles: la historia que cuentas, los géneros de utilizas, los formatos que creas y la distribución de los contenidos.

Entorno digitales, contenidos multiformato 

En entornos digitales, el formato y género estrella es el híbrido. Es el que va a permitir explicar mejor la historia, el que no la va a condicionar, el que va a darle mayor protagonismo, el que va a facilitar una mayor interacción con la audiencia. “Lo importante es el contenido, tener algo que contar. Después ya pensaremos cuál será el output o outputs”, señala Ferri. A lo que Plandolit añade: “Todos somos digitales, lo cual nos lleva a los formatos híbridos. Debemos transmitir una experiencia global”.

Esto implica trabajar al servicio de la historia, conocerla en profundidad, analizar todos los elementos de contexto, trazar un relato coherente y diseñar el contenido o contenidos que permita dar voz a los protagonistas, a los datos, al análisis y la opinión (si cabe), en la forma que mejor pueda entender el público al que nos dirigimos. Probablemente, para conseguirlo será necesario tener en cuenta un equilibrio push-pull, es decir, lanzar mensajes (push) al usuario que despierten su interés lo suficiente como para que él se acerque a otros contenidos (pull) que le permitan participar activamente en el proceso y profundizar más en la historia.

El vídeo en directo representará el 13% del tráfico global de vídeos el 2021, según CISCO.

Video first

Sin duda el vídeo va a ser un elemento protagonista en este universo de contenidos que explican una misma historia. Las tendencias de 2018 hablan de vídeo nativo para entornos online como las redes sociales, es decir, vídeos cortos cuyo relato se explica a través de sus protagonistas y de grandes títulos. Pero también de vídeo en directo, un formato que representará el 13% del tráfico global de vídeos en 2021 según CISCO.

Producir contenidos de vídeo está al alcance de todos los medios de comunicación, de las instituciones y de las empresas. La recomendación en este caso es hacerlo de forma profesional, para que el contenido producido tenga sentido y cumpla con unos objetivos claros que deben ser definidos con anterioridad. De hecho, es la facilidad que ofrece la tecnología para expresar ideas a través del vídeo la que obliga a refinar el contenido al máximo, esto es, trabajar el mensaje, el lenguaje, la realización.

Nuevas narrativas, nuevas redacciones 

“Hoy en día una misma historia puede tener siete versiones diferentes. Hay que invertir en crear nuevos perfiles [profesionales] y nuevos flujos de trabajo”. Medir Plandolit lo deja claro: el nuevo tratamiento que requiere la actualidad obliga a replantear la estructura de las redacciones, las competencias profesionales de sus miembros, las rutinas de producción. Ferri concreta: “Todos los redactores deberían ser capaces de redactar, titular, jerarquizar la información, debido al alud de información, y hacer vídeos”.

Ejemplo del reportaje audiovisual publicado en el Diari Ara desde Venezuela.

Conclusión

La sesión “Nuevas narrativas en contenidos de actualidad” ha sido el primer acto público de Lavinia Magenta, la nueva división del Grupo Lavinia especializada en este tipo de contenidos. Y coincidimos en que tenemos no una sino múltiples oportunidades. Como periodistas, como medios, como instituciones con historias relevantes que contar. Tenemos las herramientas para hacerlo, podemos ponerlas al servicio de la historia y usar la creatividad para contarla de la mejor manera posible.

Recent Posts

Empieza a escribir y dale a Enter para buscar