en Sofía Martín

La única manera de destacar en las redes sociales es crear contenidos de calidad y para ello es necesario invertir

Manuel Moreno es el creador y editor de TreceBits, experto en internet, redes sociales y periodismo digital. Acaba de publicar ‘La Enciclopedia del Community Manager’, un manual para saber aprovechar al máximo cada una de las redes sociales más usadas hoy en día. Hablamos con él sobre la profesión del gestor de redes y sobre la importancia del contenido y esto es lo que nos cuenta.

Tal y como apuntas en ‘La enciclopedia del community manager’ se suele olvidar que las redes sociales son, sobre todo, conversación…

Efectivamente, y es el primero y principal objetivo que se debería marcar cualquier compañía que quiera estar presente en las redes sociales. Sin embargo, lo que primero suele pasar por la cabeza del directivo es la de vender. No debería ser así, primero hay que crear una comunidad de usuarios que establezcan relaciones de confianza con la marca, hablar con ellos… y después ya llegarán las oportunidades de negocio, a largo plazo.

A menudo, las empresas dejan en manos no expertas la gestión de sus redes sociales. ¿Por qué es importante incorporar la figura del community manager?

Tiene que ser un profesional, que se haya formado para ello, si queremos obtener resultados y cumplir los objetivos que nos marquemos en las redes sociales, así como ser capaces de minimizar situaciones adversas y ofrecer una atención adecuada al miembro de la comunidad. Al final, si estamos dejando la representación de la compañía en unos canales tan importantes como las redes sociales, en los que están nuestros clientes y potenciales clientes, en manos de cualquiera, lo que hacemos es correr unos riesgos muy grandes y completamente innecesarios.

Cuando se quiere planificar que un contenido se haga viral, no se logra

¿Qué cualidades imprescindibles debe de tener el profesional dedicado a gestionar las redes?

Tiene que ser una persona comunicativa, proactiva, que conozca bien la empresa y el sector en el que ésta opera… y que esté en constante actualización, porque las redes sociales cambian cada día, y es necesario que sepa en todo momento sus características, posibilidades, nuevas herramientas y técnicas para sacarle más partido para su compañía.

¿Por qué es necesario planificar una estrategia en social media?

Porque sin ella es imposible lograr el “éxito” en las redes sociales. Ese “éxito” será algo distinto para cada empresa, y dependiendo del objetivo que quiera lograr, tendrá que estar presente en unas redes u otras, dirigirse a un público u otro, de una manera u otra, con unas acciones u otras… por eso es necesaria la planificación y la monitorización constante de las acciones, por si es necesario cambiar de estrategia en un determinado momento.

Cuando, por ejemplo, un contenido se viraliza ¿acostumbra a ser casualidad o en la mayoría de ocasiones es fruto de una estrategia de comunicación?

En la viralización entra en juego la frescura de un contenido llamativo, que capta la atención del usuario porque apela a determinados valores o necesidades en un momento concreto. Generalmente, cuando se quiere planificar que un contenido “se haga viral”, no se logra, porque ya no es fresco ni espontáneo. Es un error que cometen muchas empresas, pedir al CM que convierta un contenido en viral. Hay que pedir que se creen buenos contenidos (y eso requiere invertir en su elaboración) y si se hace contenido de calidad, posiblemente su alcance será mucho mayor.

En la actualidad, el vídeo juega un papel esencial en las redes. Y, de hecho, casi todo el mundo es capaz de hacer vídeos con herramientas, incluso, gratuitas. En este contexto, ¿cómo convencer a las empresas de invertir para generar contenidos realizados por manos profesionales?

Efectivamente, todo el mundo está haciendo y publicando contenidos en las redes sociales. Los usuarios reciben cientos de mensajes todos los días. ¿Cómo lograr que nuestro contenido destaque? La única manera es creando contenido de calidad y para ello es necesario invertir.

Lo mismo ocurre con los contenidos digitales. Vemos constantemente informaciones falsas, poco rigurosas y llenas de errores ortográficos. ¿Cómo volver a dar importancia al trabajo bien hecho, en un entorno tan dinámico y rápido como el de las redes sociales?

El trabajo bien hecho, el contenido de calidad, adaptado a los intereses de la empresa pero sobre todo a los de los usuarios que forman parte de la comunidad, es la única manera para destacar en las redes sociales y lograr los objetivos que una empresa se haya marcado. La manera de crear, llevar, realizar, analizar… esos contenidos de una forma profesional es el valor que aporta el community manager formado para ello, logrando que sean el camino más corto al éxito en Social Media para una compañía.

Posts recomendados

Empieza a escribir y dale a Enter para buscar